< Regresar Noticias

Bóveda Remota

Los negocios de retail (comercialización masiva minorista, o al detalle) encuentran una solución en el manejo de efectivo, de alta seguridad, a través de una innovación puesta en manos de sus clientes por el Banco Popular Dominicano (BPD).

Se trata de una "bóveda remota", una caja fijada en un punto seguro de un comercio, mediante el cual los negocios como la estación de combustibles Sigma, del Grupo Sención, realizan depósitos de dinero de sus ventas del día, en varios momentos.

La solución es usada por supermercados, tiendas que venden al detalle y otros negocios. Ya hay instaladas 202 bóvedas remotas y solo en 2015 según datos del BPD, se efectuaron más de 1.8 millones de depósitos, el doble que en 2014.

Esta solución ha sido una gran decisión para Sigma porque cuando hay determinado monto hay un personal que va a la máquina, ubicada en un lugar estratégico, deposita el dinero y retira dos comprobantes, uno que deja un lugar cercano o encima de ella y otro que se guarda para control de esos depósitos que luego son conciliados por el supervisor al final de la jornada, con lo cual ya no maneja efectivo, como medida de seguridad. Además, de que ese dinero sale reflejado disponible en la cuenta bancaria del negocio.

"Esto nos ha ayudado bastante al tema de tesorería porque es un dinero que tú puedes disponer de él inmediatamente", explicó Manuel Garrigó, gerente general de Sigma.

El dinero depositado en la bóveda es una responsabilidad del banco, cumpliendo exigencias como la garantía del lugar donde se va a colocar la bóveda. En Sigma usan una puerta "Mul-t-lock", un sistema de cámaras de circuito cerrado 24 horas, y personal de seguridad, de la compañía Incorp. Los empleados que entran a la bóveda tienen que colocar su dedo en un identificador dactilar y acercar su rostro a la puerta donde hay un sistema de control facial, dispuesto por Sigma, que también dispone de un sistema de alarma y sistema de monitoreo. Para Massiel Sención, antes era poco ágil, no se tenía disponibilidad inmediata del dinero, y el riesgo del camión en la estación porque la gente sabía y los cuadres de dinero eran tediosos. Se ofrece mayor seguridad a los clientes dentro de la instalación.

Robinson Bou, vicepresidente de área de negocios corporativos, dijo que en la bóveda hay eficiencia y menor costo para todo el mundo y viene de la innovación tras un proceso de transformación digital. Dijo que los clientes tienen dinero disponible luego del cierre y facilita el conteo, registra al usuario de la transacción y detecta billetes falsos.

SIGMA

Las empresas del Grupo Sención son propiedad de Guillermo Sención, de capital 100% local. Proyectan abrir cuatro estaciones de combustibles que se encuentran en construcción, adicionales a las 30 que operan en casi todo el territorio nacional. Las inversiones actuales se acercan a los RD$1,000 millones y solo en seguridad han invertido US$1 millón, dijo Garrigó. Esperan abrir de 15 a 20 estaciones en todo el país, con la finalidad de llegar a 50 estaciones para la venta de gasolinas y gasoil, "y si se suman las franquicias podrían llegar o pasar de 100", apuntó Massiel Sención.

Imagenes / Videos

Noticias Relacionadas